La distribución comercial alimentaria, gran aliada frente a la despoblación en Andalucía

El canal mayorista y las cadenas de supermercados agrupan los productos y los distribuyen a la totalidad de la población andaluza a través del comercio minorista y del canal Horeca. En Andalucía, no existen “desiertos alimentarios” y todos los ciudadanos tienen una tienda a menos de 10 minutos de su casa. El sector está haciendo un gran esfuerzo en eficiencia y productividad
para no trasladar al producto final el incremento de precios que sufre toda la cadena, desde el campo hasta el lineal.