Un lustro lleva ya la Fundación Cobre Las Cruces –constituida por la compañía minera homónima en el año 2010 como instrumento de relación con las comunidades locales y de gestión de sus actuaciones de Responsabilidad Social Corporativa– promoviendo proyectos socio económicos en su ámbito geográfico de actuación que comprende los municipios sevillanos de Gerena, Guillena, Salteras y La Algaba, de cara a minimizar el impacto de su actividad y contribuir a la mejora actual y futura de la comarca.
El director gerente de la fundación, Juan Román, ha presentado el balance de estos cinco años de vida de la institución en un encuentro con los medios de comunicación celebrado en la sede de la Cámara de Comercio de Sevilla. Ha estado acompañado por Francisco Herrero, presidente de la Fundación Cámara; y por Juan Luis Muñoz, gerente de la Asociación de Fundaciones de Andalucía (AFA).
Durante estos cinco años, la Fundación Cobre Las Cruces ha destinado un importante volumen de inversión que alcanza los 4,5 millones de euros, con los que ha llevado a cabo más de 300 iniciativas, de las que se han beneficiado en torno a 20.000 personas, generalmente de estos cuatro municipios sevillana.
Tal y como ha explicado Juan Román, uno de los objetivos de la fundación siempre ha sido contribuir a dar a conocer la nueva imagen de la minería del siglo XXI, que utiliza las mejores técnicas disponibles y se compromete con el entorno ambiental, social y económico de la zona, lo que dista mucho de la minería de siglos anteriores. Esto explica su participación en programas como ‘Sevilla es industria’ o ‘La mina en tu cole’. En este sentido, citó un estudio realizado por la Universidad de Huelva que destaca el impacto positivo de la actividad minera en la comarca de la Faja Pirítica, debido a la mayor renta per cápita de la zona, mayor incidencia en la seguridad social y en el empleo.
Precisamente el empleo es una de las claves de Cobre Las Cruces, en cuyas instalaciones trabajan a diario entre 800 y 850 personas, el 45% de ellas procedentes de la comarca. Esa “voluntad de cercanía” es el lema de la fundación. En palabras de Román, “la RSC debe cubrir dos planos, uno más cercano, dedicado a cubrir las necesidades más a corto plazo de las familias de la comarca; y el otro enfocado más al futuro, una vez finalice la explotación minera”, para evitar que la zona se convierta en una comarca deprimida, como ha sucedido históricamente en otros casos. “Nos preocupa el futuro y creemos que la situación es reversible y que es posible que la comarca tenga un crecimiento sostenible cuando la mina cierre”, afirmó. Román estimó en 15 años la vida de la mina a los que actualmente se han añadido otros 5 ó 6 años adicionales, y a los que se podrían sumar 10 ó 12 años más de ser viable la explotación de minerales primarios. “Por ello, invertimos en actuaciones de infraestructuras, en mejora de equipamientos y especialmente en formación”, afirmó. En este sentido, destacó tres de sus iniciativas que ahondan en este objetivo:
• Plan de Desarrollo Municipal: que va a destinar 6,2 millones de euros en cuatro años. Comprende la presentación de proyectos por parte de los cuatro ayuntamientos de la zona que son analizados por el patronato de la fundación que decide qué actuaciones se acometen y que ha dado lugar a una nueva biblioteca en Salteras; el mantenimiento de la banda de música de Guillena; o un nuevo mercado de abastos en La Algaba.
• Premio ‘Cinco Nueves’: que se ha convertido en uno de los galardones más relevantes de la provincia que distingue proyectos de desarrollo local que abarcan el 50% de los municipios de Sevilla; y al que cada año se presentan más proyectos –este año lo han hecho un total de 74– que aspiran a ganar un premio valorado en 30.000 euros.
• Escuela Industrial CLC: que surgió hace dos años para paliar el desempleo orientándolo hacia la industria, como consecuencia de la falta de profesionales cualificados en el sector. Por la escuela, cuyos alumnos son desempleados locales, han pasado ya 70 alumnos cuya empleabilidad se sitúa en el 40%. Los estudiantes realizan prácticas formativas en diversas empresas industriales de la provincia.
Asimismo, el director gerente de la fundación destacó el apoyo total de la Administración regional al sector minero, especialmente en los últimos años, y mostró su apoyo a otros proyectos mineros como Riotinto y Aznalcóllar.