La demanda de trabajadores cualificados en el sector hostelero es una realidad añadida al gran desafío de la recuperación de las cifras y niveles de consumo prepandemia, especialmente en un país como España donde hay un bar o restaurante cada 175 habitantes (INE). Por su parte, la tasa de desempleo juvenil en menores de 25 continúa en nuestro país en el 27,9% (Eurostat).

Consciente de esta problemática y de la importancia de impulsar la profesionalización del sector entre los jóvenes, Fundación Cruzcampo, que canaliza gran parte de la acción social de Heineken España, sigue un año más apostando por su programa de becas para la formación de jóvenes en hostelería ‘Talento Cruzcampo’, que cumple su tercera edición.

Fundación Cruzcampo beca el 90% del valor del curso a todos los participantes, jóvenes con edades entre los 18 y 30 años, con el objetivo de formarles como profesionales para brindarles una oportunidad laboral o mejorar su situación actual.

Como novedad, Talento Cruzcampo amplía en esta edición a 70 los participantes becados y renueva su red de colaboración, con alianzas con entidades de renombre que contribuyen a complementar la formación y mejorar las oportunidades de empleabilidad para estos jóvenes. Cerca de 70 colaboradores, entre hosteleros, organizaciones y padrinos, colaboran en el programa. Con empresas como DHL, Boortmalt y Refrival que se suman a Fundación La Caixa y Covap y contribuyen asumiendo el 100% de la matrícula de varios alumnos. Así, por segundo año consecutivo, gracias a estos padrinos, ex tutelados de la Junta de Andalucía accederán a esta oportunidad de formación para su inserción laboral.

Carmen Ponce, recién nombrada presidenta de Fundación Cruzcampo, explica: “La innovación colaborativa es, junto a la formación cualificada, la llave con la que abrimos cada vez más puertas a los jóvenes y nuestra forma de contribuir a la hostelería y a la generación de oportunidades laborales.” Ponce añade: “En 2020 arrancamos este gran proyecto de acción social de HEINEKEN España para transformar el sector y el futuro de los jóvenes. Ahora, dos años después, es el momento de seguir creciendo y continuar apoyando el fin social de la fundación cervecera más longeva de España. Y lo haremos junto a nuestros colaboradores y de la mano del profesorado de nuestra escuela de hostelería propia, que lleva formando grandes profesionales más de 20 años.”

Alejandro Conesa, participante de la segunda edición de Talento Cruzcampo, explica a la vuelta de sus prácticas este verano en el restaurante estrella Michelin El Portal de Echaurren: “En este curso me he dado cuenta de lo grande que es el mundo de la hostelería y las grandísimas oportunidades laborales que tiene”. Y añade: “cuando descubrí Talento Cruzcampo supe que era un programa hecho para mí, no sólo porque se imparte en la fábrica original de Cruzcampo, un lugar emblemático, sino porque se trabaja día a día con clientes reales”. “Gracias al programa he aprendido a desarrollar mis habilidades como el trato con el cliente, trabajar el producto en cocina… yo llegué aquí de cero y jamás imaginé que hoy estaría con esta chaquetilla y cumpliendo mi sueño.”

Por su parte, Mateo Zapata, antiguo alumno de Talento Cruzcampo y actual jefe de partida de pescados en el restaurante estrella Michelín Abantal: “Fue salir del programa y entrar directamente en un Estrella Michelín. Nunca pensé que fuera a ser así, tan rápido. Ahora tengo un contrato indefinido y ya miro hacia delante.”

Formación teórico-práctica en entorno real para la inserción laboral
Los contenidos formativos abarcan desde gestión del negocio y digitalización, diseño de experiencias e inglés para hostelería, hasta servicio en sala y cocina. Además, los jóvenes cuentan con la práctica diaria en contacto directo con el público en las instalaciones de Factoría Cruzcampo, sede de la fundación y micro cervecería con fin social donde se desarrolla el programa y donde todo lo recaudado se reinvierte en más becas y formación para más jóvenes. Asimismo, el programa de mentoring es otro eje fundamental, con el que aprenden de la mano de grandes profesionales de la hostelería la operativa real de un negocio.

Los más de 22 años de experiencia de la Escuela de Hostelería de Fundación Cruzcampo avalan una formación que ha demostrado un índice de inserción laboral hasta la fecha del 95%. Tras la finalización de las prácticas que los alumnos realizan durante el periodo estival en establecimientos reales de hostelería, repartidos por toda la geografía española y algunos Estrella Michelín (Cenador de Amós, el Portal de Echuarren, Casa Gerardo o Dani García, entre otros), estos jóvenes acceden a sus primeras experiencias laborales. Además, al terminar su formación, los alumnos también tienen acceso al portal de empleo de la escuela.

Todo ello sin olvidarnos del valor añadido con el que cuenta Talento Cruzcampo, sus instalaciones para el aprendizaje en Factoría Cruzcampo, que cuentan con tres cocinas con un equipamiento de última generación y una sala con tres espacios y tipos de servicios diferentes, desde la barra y las mesas altas más informales hasta el servicio en mesa más completo. A esto se suma la convivencia de los participantes con los maestros cerveceros de Cruzcampo, que elaboran las variedades exclusivas de Factoría Cruzcampo, aprendiendo de primera mano los secretos de la elaboración y el maridaje cervecero. Participando a su vez en las experiencias que Factoría Cruzcampo ofrece a los visitantes y en los eventos que se celebran dentro de sus puertas.

Fundación Cruzcampo
La Fundación Cruzcampo fue creada en 1995 para vertebrar el compromiso social de Cruzcampo con la sociedad, promoviendo especialmente el desarrollo económico y social de Andalucía. Gracias al respaldo de Heieneken España, continúa contribuyendo a la sociedad a través de dos ejes de actuación: el impulso al talento y la empleabilidad de los jóvenes junto a la promoción de la cultura cervecera.

Desde entonces, la Fundación Cruzcampo convoca programas y experiencias para apoyar a los jóvenes en la mejora de su empleabilidad, promoviendo la formación especialmente en hostelería. En este sentido, la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo tiene un papel protagonista y actualmente afronta el desafío de formar a jóvenes y hosteleros en las nuevas capacidades que el sector necesita para responder a los retos actuales: la digitalización, los nuevos canales de comunicación, la dinamización del consumo y el ocio seguro, y el cuidado al medioambiente, entre otros. Muestra de ello es el programa de formación y becas Talento Cruzcampo lanzado para impulsar la hostelería y el empleo juvenil frente a la crisis del Covid. La Fundación Cruzcampo es miembro de la Asociación Española de Fundaciones y de la Asociación de Fundaciones Andaluzas.

Cruzcampo
Cruzcampo nació en 1904 como una cerveza especialmente concebida para el clima cálido del sur, para disfrutarse muy fría, algo que los maestros equilibraron subiendo su amargor, creando así una cerveza con mucho acento.

Desde entonces, sus raíces siguen siendo fuente constante de inspiración para crear, experimentar y evolucionar a través de la maestría cervecera. Resultado de la fusión entre raíz y evolución son las cervezas artesanas de La Fábrica de Cruzcampo en Málaga, que incorporan ingredientes como cítricos o frutas tropicales.

La diversidad también se traslada a su portafolio, con cervezas como Cruzcampo Especial o Cruzcampo Andalusian IPA, elaboradas con el sol de Andalucía (con energía eléctrica renovable procedente de energía solar). Una cerveza compuesta por ingredientes 100% naturales, con un lúpulo especial y una levadura exclusiva que le otorgan su sabor característico.
Por su parte, la caña Cruzcampo de barril es una cerveza especial con un proceso de elaboración único, en frío y sin pasteurizar, para garantizar su máxima frescura. Su ritual de servicio, a -2º centígrados y sin espuma de más, permite disfrutar al máximo de esta cerveza que es líder en el canal de hostelería a nivel nacional.

Cruzcampo cuenta además entre sus variedades con Cruzcampo Gran Reserva, una cerveza 100% malta para acompañar momentos especiales; Cruzcampo Radler, con zumo natural de limón; Cruzcampo 0,0, con 0% alcohol y el mejor sabor en frío o Cruzcampo Especial Sin Gluten, todo el sabor de Cruzcampo Especial apta para celíacos.