Cepsa, primera empresa andaluza por volumen de facturación, invertirá más de 3.000 millones de euros para establecer el Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, que situará a Andalucía como el mayor hub de Europa en esta tecnología. Este proyecto, enmarcado en el plan estratégico 2030 de la compañía, convertirá a esta región y a España en una potencia energética, que contribuirá a la seguridad de suministro y la independencia energética de Europa, en línea con los objetivos de la estrategia REPowerEU de la Unión Europea. Esta inversión supone el mayor hito hasta la fecha de la estrategia a 2030 de Cepsa, Positive Motion, mediante la que la compañía ambiciona ser líder en movilidad sostenible y en la producción de hidrógeno verde y biocombustibles avanzados en España y Portugal, convirtiéndose así en un referente de la transición energética.

La compañía va a construir dos plantas para la producción de hidrógeno verde con una capacidad total de 2 GW: una de un gigavatio en Palos de la Frontera (Huelva) y otra de otro gigavatio en San Roque (Cádiz). Se trata de las dos mayores instalaciones para la fabricación de este vector energético proyectadas en Europa. La planta de Huelva se ubicará junto al Parque Energético La Rábida y se pondrá en marcha en 2026, alcanzando el máximo de su capacidad en 2028; la instalación de Cádiz estará en el Parque Energético San Roque y estará operativa en 2027. Cepsa está trabajando ya en la ingeniería y la tramitación administrativa del proyecto.

Para generar la electricidad renovable necesaria para producir este hidrógeno verde, Cepsa desarrollará una cartera de proyectos de 3 GW de energía eólica y solar, que supondrá una inversión adicional de 2000 millones de euros. Además, la compañía colaborará con otros productores de energías renovables en Andalucía y del resto de España para promover la integración de estas nuevas plantas en el sistema eléctrico.

Durante la presentación de este hub, celebrada esta mañana en el Parque Energético San Roque, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, ha destacado: “Esta inversión va a ayudar a que España logre su objetivo de convertirse en un país exportador de energía, a través del primer corredor europeo de hidrógeno verde entre el Campo de Gibraltar y el puerto holandés de Rotterdam. Andalucía reúne todas las condiciones para ser una de las regiones más competitivas del mundo en la producción de hidrógeno”.

Por su parte, Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía, ha señalado: “Estamos hablando de la gran fuente energética del futuro. Con ella, será posible alcanzar la descarbonización en la industria, en la movilidad y en los hogares. Y Andalucía tiene liderazgo, posición y fortaleza para ser vanguardia en la generación y exportación de hidrógeno verde. La colaboración público-privada puede reforzar nuestro posicionamiento en la producción de este vector de energía limpia que es el hidrógeno verde. Por eso trabajamos para constituir una Alianza Andaluza del Hidrógeno Verde en la que participemos Administración y todos los agentes interesados”.

Maarten Wetselaar, CEO de Cepsa, señaló: “El Valle Andaluz del Hidrógeno Verde es un proyecto pionero que, con 2 GW de capacidad, multiplica por diez el mayor iniciado en Europa hasta la fecha. Esta producción a gran escala será una contribución vital para la transición energética y la seguridad de abastecimiento del continente, produciendo energía sostenible en Europa y para Europa”.

También han participado en este acto Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque, Jan Versteeg, embajador de Países Bajos en España, Gerardo Landaluce y Pilar Miranda, presidentes de los Puertos de Algeciras y Huelva, y Nico Van Dooren, director de Nuevos Negocios del Puerto de Róterdam, entre otras autoridades, así como otros representantes de la energética.

El Valle Andaluz del Hidrógeno Verde producirá 300.000 toneladas de hidrógeno verde al año, que impulsarán la descarbonización de sus Parques Energéticos, en los que la compañía producirá biocombustibles avanzados para la aviación (SAF), el transporte marítimo y terrestre pesado. El hidrógeno será especialmente importante para la fabricación de productos derivados como el amoniaco y el metanol verdes, que asegurarán la disponibilidad de combustibles marinos verdes en los principales puertos españoles, ayudando a la descarbonización de los clientes del sector marítimo.

La puesta en marcha de este proyecto evitará la emisión de seis millones de toneladas de CO2 al año, además de mejorar la calidad del aire al evitar también la emisión de otros gases y partículas. Además de sustituir al hidrógeno gris en los procesos industriales, el hidrógeno verde también tendrá un efecto multiplicador al ser utilizado en la producción de combustibles renovables que reemplazarán a los combustibles fósiles tradicionales.

Andalucía, referente mundial del hidrógeno verde
A través de esta iniciativa, Cepsa refuerza su apuesta por Andalucía como el eje central de su plan estratégico. Esta región, que es ya un referente en la producción de energías renovables, tiene ahora el potencial de serlo también en la producción de moléculas verdes, como el hidrógeno verde y los biocombustibles avanzados y combustibles sintéticos de origen renovable como el amoniaco y el metanol verdes.

La región cuenta con las mejores condiciones para ser una de las más competitivas y eficientes del mundo en la producción de hidrógeno verde. Actualmente, en esta comunidad autónoma se consume el 40% del hidrógeno que se produce en España, por lo que San Roque y Palos de la Frontera, donde ya existe un tejido industrial relevante, constituyen emplazamientos privilegiados para el desarrollo de proyectos a gran escala. Además, se trata de uno de los lugares de Europa con mayor capacidad de generación y producción de energía eólica y solar fotovoltaica a costes más bajos.

El desarrollo de este proyecto supondrá una garantía de futuro para el empleo industrial andaluz, ya que generará 10.000 puestos de trabajo, entre directos, indirectos e inducidos, de los que un millar de empleos serán directos. La compañía trabajará en la capacitación de los nuevos perfiles laborales a través de sus propios centros formativos en los Parques Energéticos, así como de sus alianzas con distintas universidades de la Comunidad.

Andalucía cuenta con una infraestructura portuaria de primer nivel, conectada con los principales puertos de Europa y del mundo. Los puertos de Algeciras y Huelva son dos localizaciones clave en las rutas de exportación y tráfico marítimo tanto hacia el norte de Europa como hacia Asia y África. El establecimiento del Valle Andaluz del Hidrógeno Verde posicionará a los puertos andaluces como referentes mundiales en los corredores.

internacionales del hidrógeno verde y el suministro de nuevos combustibles sostenibles para el transporte marítimo. En este sentido, Cepsa ha alcanzado recientemente un acuerdo con el Puerto de Róterdam para crear el primer corredor del hidrógeno verde que unirá el norte y el sur de Europa.

Este proyecto también impulsará la actividad económica de más de 400 pymes de la zona y actuará como proyecto tractor para atraer nueva industria e inversión de otros eslabones de la cadena de valor del hidrógeno, como fábricas de electrolizadores, plantas de fertilizantes verdes o tecnología de transporte del hidrógeno. El objetivo de Cepsa es fomentar alianzas y colaboraciones para mejorar la competitividad de los importantes polos industriales con los que cuenta Andalucía, mediante el suministro de una energía asequible, accesible, segura y disponible.

Impulso a los ODS
El Valle Andaluz del Hidrógeno Verde contribuye a varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030: ODS 7 (Energía asequible y no contaminante), ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico), ODS 12 (Producción y consumo responsables) y ODS 13 (Acción por el clima).

Por la abundancia de sol y viento de la Península Ibérica, la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) calcula que en España el hidrógeno verde será más barato que el hidrógeno gris en 2026, solo después que en China, Brasil e India, y que España será un exportador neto de hidrógeno renovable. De todos los proyectos de hidrógeno a nivel mundial, un 20% se sitúan en España.

La Hoja de Ruta del hidrógeno, diseñada por el Gobierno de España y con una inversión asociada de 8900 millones de euros, plantea como objetivos para 2030 4.000 MW de potencia de electrolizadores, 25% del consumo de la industria, de 5000 a 7000 vehículos ligeros y pesados movidos con hidrógeno, de 150 a 200 hidrogeneras de uso público, así como dos líneas comerciales de tren.

Además, en el marco del impulso transformador del Plan de Recuperación, el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (PERTE ERHA) destina 1555 millones de euros al hidrógeno verde.

Cepsa es una compañía internacional líder comprometida con la movilidad y la energía sostenibles con una sólida experiencia técnica tras más de 90 años de actividad. La compañía también cuenta con un negocio de química líder nivel mundial con una actividad cada vez más sostenible.

Cepsa ha presentado en 2022 su nuevo plan estratégico para 2030, Positive Motion, que proyecta su ambición de ser líder en movilidad sostenible, biocombustibles e hidrógeno verde en España y Portugal, y de convertirse en un referente de la transición energética. La empresa sitúa a los clientes en el centro de su actividad y trabajará con ellos para ayudarles a avanzar en sus objetivos de descarbonización.

Los criterios ESG inspiran todas las acciones de Cepsa para avanzar hacia su objetivo neto positivo. A lo largo de esta década va a reducir sus emisiones de CO2 de alcance 1 y 2 en un 55 % y su índice de intensidad de carbono en un 15-20 %, con el objetivo de conseguir emisiones netas cero en 2050.