La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) lamenta profundamente la situación mercantil de Abengoa, referente de Andalucía y sinónimo de empleo cualificado e innovación en nuestra tierra a lo largo de décadas. Es indiscutible el impacto muy positivo de la firma sevillana en la economía andaluza, de la que ha sido empresa tractora procurando actividad a otras muchas empresas de menor tamaño en nuestro tejido productivo.

Para la patronal andaluza, la decisión del Consejo de Administración de Abengoa de solicitar el concurso de acreedores es, lógicamente, una mala noticia por el duro golpe que representa para desarrollo y el empleo de la Comunidad. Abengoa ha sido marca Andalucía y su impulso a la internacionalización de nuestro tejido productivo ha sido incuestionable.

Ante esta situación indeseada, CEA confía en que el proceso concursal sirva para garantizar la viabilidad de un proyecto de notorio peso en el desarrollo social y tecnológico de la región y apela una vez más al necesario agotamiento de todas las vías de ayuda posibles, desde la Administración y las entidades financieras, para salvar la compañía y los puestos de trabajo que representa.