Esmero es uno de los principales ingredientes del nuevo restaurante inaugurado por Grupo Saona en Sevilla, en el corazón de Triana, en concreto, en el hotel Zenit Sevilla (calle Pagés del Corro, 90).

Con este nuevo establecimiento, el grupo valenciano suma 32 restaurantes, siendo el primero en Andalucía. Ofrecen una cocina con acento mediterráneo que acerca productos valencianos a estas latitudes.

Sorprende la versatilidad de sus menús (degustación, mediodía entre semana, noche de domingo y miércoles, mediodía fin de semana, noche de jueves a sábado, infantil, desayunos y meriendas)…

El detalle también se encuentra en la decoración del establecimiento (a destacar el amplio espacio tanto dentro como en terraza) y en la amabilidad en el trato. Y, por supuesto, en la gastronomía. Entre su amplia propuesta destacan las croquetas caseras de pato Pekín; las tortitas de tataki de atún sobre aguacate y mahonesa de wasabi; el pulpo sobre alioli de patata, aceite de pimentón y crujiente de jamón; la gamba frita con picadillo, jamón, ajetes frescos, cebolleta y salsa kimchi; las gyozas de longaniza de Requena, jamón y cebolla caramelizada; o la ensaladilla rusa sobre tosta de wanton y huevo de codorniz, además de sus arroces (arroz meloso de pato y alcachofa).

Los más dulces están de enhorabuena, porque el restaurante cuenta con una amplia carta con tartas banoffee (galleta, plátano, dulce de leche y nata); de cremosa de lima con base de galleta y nata; de queso con sirope de fruta de la pasión y mango o mermelada de arándanos; brownie de chocolate con helado de vainilla, nueces pecán y chocolate fundido; y diferentes vasitos (con sopa de chocolate blanco, sirope de fruta de la pasión y helado de lima, o con crema de mango).

Según explican desde la casa, “Saona empezó con un pequeño restaurante familiar, hoy son muchos más restaurantes familiares, la única diferencia es que la familia ahora es mucho más grande”.